Feliz año internacional de la tabla periódica

En noviembre de 2017 la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó el 2019 como el año Internacional de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos. 

En 2019 se conmemorará también el 150 aniversario de la creación de la tabla periódica  por el químico ruso Dmitri Ivánovich Mendeleiev. El científico, considerado como uno de los padres de la química moderna, publicó en 1869 la primera versión de la tabla periódica.

Antes de Mendeleiev ya había habido otras aproximaciones para ordenar y clasificar los elementos químicos. Así, en 1817 el químico alemán Dobereiner postuló que los elementos químicos podían organizarse en triadas, grupos de 3 elementos que compartían propiedades, y cuyos pesos atómicos se relacionaban entre sí a través de una sencilla relación matemática. Explicó que el peso atómico del elemento central de la triada era la media aritmética de los pesos atómicos de los elementos de los extremos. En 1850 ya había logrado agrupar los elementos en 20 triadas. Sin embargo, al intentar organizar los elementos más pesados vio que esta agrupación no era tan consistente.

Años después, en 1862, el geólogo francés Béguyer de Chancourtois elaboró una hélice de papel en la que dispuso los elementos según el orden creciente de sus pesos atómicos, de manera que los puntos que se correspondían sobre las sucesivas vueltas de la hélice diferían en 16 unidades de peso atómico. Los elementos semejantes estaban situados en tales puntos, lo que sugería una repetición periódica de las propiedades. Esta disposición se conoce como tornillo telúrico. Sin embargo, esta periodicidad solo se cumplía en los elementos ligeros.

Posteriormente, en 1864, el químico inglés Newlands colocó horizontalmente los elementos más ligeros en orden creciente según sus pesos atómicos. Observó que el octavo elemento se asemejaba al primero, el noveno al segundo… A esta distribución se la conoce como las octavas de Newlands. Sin embargo, a partir del elemento calcio (Ca) la semejanza ya no se cumplía.

Ya en 1869, con 63 elementos químicos conocidos, Mendeleiev publicó su primera tabla periódica. Ordenó los elementos en columnas verticales de acuerdo con el incremento de su peso atómico, de modo que las filas horizontales contenían elementos análogos, también organizados en orden creciente de su peso atómico.

Para conseguir el acomodo de algunos elementos en la tabla, Mendeleiev modificó el valor del peso atómico considerado correcto hasta entonces, modificaciones que la experimentación confirmó con posterioridad. Además, predijo la existencia de algunos elementos, desconocidos en su época, a los que asignó lugares concretos en la tabla. Fue el caso del eka-aluminio o galio, descubierto en 1875, el eka-boro o escandio, descubierto en 1879 y el eka-silicio o germanio, descubierto en 1886. En 1871 Mendeleiev publicó la tabla periódica definitiva.

En 1894, tras el descubrimiento de los gases nobles en la atmósfera, la tabla de Mendeléiev experimentó la última ampliación en una columna, tras lo cual quedó definitivamente establecida. A principios del siglo XX, el químico inglés Moseley, tras una serie de experimentos, concluyó que los elementos de la tabla periódica estaban ordenados según su número atómico, y no su peso atómico.

Si quieres conocer algunas curiosidades de la tabla periódica, no te pierdas la sección ¿Sabías que…?

Seguro que a muchos de vosotros os ha tocado memorizar parte o la totalidad de la tabla periódica. No es tarea fácil, os lo aseguro. Hay quien recurre a reglas nemotécnicas, a asociaciones o juegos de palabras, a formar frases… Os propongo una nueva forma. Partiendo del refrán español “la letra con sangre entra“, os propongo modificarlo por “la letra con música entra“. Os dejo a continuación varias canciones, en distintos estilos, que os pueden ayudar a memorizar o a comprender la tabla periódica.

La siguiente versión, del cantautor Daniel Pattier.  Hay una pequeña errata en la presentación que acompaña a la música. A ver si la encontráis. Pista: está en en el grupo de los halógenos.

Para los amantes del rap, Alex Reyes propone esta canción donde se explica la organización de la tabla periódica, así como se habla de algunos elementos químicos. Muy entretenido este rap.

La siguiente canción está basada en el tema “Radioactive”, del grupo estadounidense Imagine Dragons. Seguro que a muchos de vosotros os suena la melodía. Eso sí, esta versión queda bastante lejos de la original.

Y, ya por último, algo parecido a un trabalenguas. Tom Lehrer interpreta la canción “The elements”.

FELIZ AÑO INTERNACIONAL DE LA TABLA PERIÓDICA.